All Posts By

Sophie

Día Mundial de las Aves Migratorias.

By Aves Migratorias, Vencejos

Fabrica de Hielo, Barbate.

Hoy el 9 de Mayo es el Día Mundial de las Aves Migratorias, un día que celebra y tiene el objectivo aumentar la conciecia sobre los grandes movimientos de aves migratorias que se producen dos veces al año. En el año 2020, gran parte de las poblaciones del mundo tienen su movimiento restrigido por el coronavirus, lo que hace que el tema de los movimientos sea especialmente relevante. Las aves conectan los continentes, no tienen fronteras políticas aunque las amenazas que enfrentan son globales.

El cambio climático ha alterado el comportamiento de muchas especies migratorias, que migran más temprano o más tarde, o deciden no migrar. La adaptación es necesaria para la supervivencia y los desafíos a los que se enfrentan muchas especies migratorias son causados por los humanos; pérdida de hábitat, envenenamiento, tendidos eléctricos y la matanza ilegal.

Las aves migratorias se pueden encontrar en todas partes, visitan nuestros pueblos, bosques, humedales. Conectan los hábitats y las personas. Conectan los ecosistemas a lo largo de sus rutas migratorias, sus caminos invisibles. Dependen de una red de sitios y hábitats, desde los humedales hasta los pastizales para poder moverse y sobrevivir. Los esfuerzos de conservación tienen que ser globales.

En este Día Mundial de las Aves Migratorias me gustaría recordar la colonia de vencejos de la Fábrica de Hielos en Barbate. En agosto de 2019, cuando los vencejos estaban anidando, se inició la demolición del edificio que la colonia utilizaba para anidar, la antigua fábrica de hielo en el puerto. Si no fuera por la intervención de un transeúnte preocupado, y la implicación de los Voluntarios Trafalgar, el edificio habría sido derribado mientras las crías estaban en sus nidos. Se pidió un indulto y la demolición se detuvo hasta que las aves migraron. Hubo promesas de un sitio de anidación artificial para cuando los vencejos volvieran en primavera, pero eso no ocurrió.

Así que este año los vencejos habrán regresado para encontrar su sitio de anidación desaparecido. Después de volar miles de kilómetros para llegar aquí. Tal vez den vueltas confusas durante un tiempo. Tal vez entonces busquen otro lugar de anidación, algo que está resultando cada vez más difícil para estos aves con la renovación de viejos edificios y la falta de lugares en las nuevas construcciones. Así que probablemente este año estas aves no se reproduzcan. Lo que trae una gran tristeza. No es algo para celebrar, sino algo que se siente importante para recordar en este día.

El Coronavirus nos ha mostrado que estamos conectados, ya que el virus se ha arraigado a escala mundial la necesidad de trabajar juntos es más evidente que nunca. Así como los esfuerzos de conservación de las aves migratorias requieren de la cooperación internacional.